Viaje a Malta

27 Noviembre 2018 - 2 Diciembre 2018

Malta, isla milenaria

malta.jpg

Martes, 27 Noviembre 2018 - Domingo, 02 Diciembre 2018

Grupo: 16-20 personas
Plazo de inscripción: hasta 30 de septiembre 2018

El Visir Mustafa Pashá al Sultán Solimán I el Magnífico:
Ganada Malta, ganarás á España,
Temeráte el Filipo valeroso.
De mi valor me fío y de mi saña;
Saldrás con este triunfo victorioso,
Que aún para quien tú eres no es hazaña.
Suene el sonido y rumbo belicoso.
Quede arruinada Malta y sus malteses,
Rómpanse adargas, cotas y paveses”.

El valor de Malta, comedia atribuida a Lope de Vega, escrita entre 1596 y 1603.

Comenzaremos nuestro viaje a las milenarias islas maltesas visitando sus más antiguas evidencias del poblamiento. Hagar Quim e Mnajdra son dos complejos de templos prehistoricos que distan un kilómetro entre ellos y están situados en lo alto de un acantilado sobre el mar. Hoy están cubiertos por unas inmensas estructuras financiadas por UNESCO para protegerlos de las  condiciones climáticas. Los Templos de Tarxien constituyen un complejo megalítico realmente impresionante, construidos en el tercer milenio a.C. El hipogeum de Hal Saflieni; construido primero como santuario subterráneo y más tarde utilizado como necrópolis prehistórica, hoy día, tras ser declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, constrituye el reclamo turístico más importante y conocido de Malta.

Alrededor del 800 aC, los fenicios se establecieron en Malta, dejando su huella en los enterramientos localizados en la Línea Victoria y en el área arqueológica de Xemxija, donde también visitaremos apiarios, baños y los restos de una calzada construidos durante la ocupación romana de la isla, un ejemplo de los enigmáticos car ruts que jalonan gan parte de la isla, y un búnker británico de la II Guerra Mundial.

Tras la Segunda Guerra Púnica, la isla pasó a formar parte de la creciente y expansiva república romana. En nuestro recorrido, entre Rabat y Mdina visitaremos también una domus romana, decorada con unos bellísimos mosaicos de gran calidad, así como su pequeño museo.

Mdina fue la antigua capital medieval de la isla de Malta. Hoy en día es conocida como “la ciudad del silencio” debido a que se encuentra casi abandonada. Tras cruzar su entrada nos sentiremos transportados en el tiempo. No en vano muchas grandes producciones como “Gladiador”, o “Ágora” han sido rodadas en sus calles. Pero su aspecto también invita a soñar con mundos imposibles, como la ciudad de Desembarco del Rey de la primer temporada de “Juego de tronos”. No hace falta más que apoyar los codos sobre sus elevadas murallas para visionar casi a vista de pájaro prácticamente la totalidad de la isla. Pasearemos por sus calles y rincones, descubriendo su historia, que abarca desde los tiempos de su construcción por los fenicios, el esplendor en la época romana, la rehabilitación por los árabes y la última gloria en la época medieval cristiana, y su arquitectura, entre la que destaca la catedral de Malta, construida en 1349.

Rodeando Mdina nos adentraremos en Rabat, el arrabal que surgió alrededor de la antaño poderosa e importante ciudad. Rabat es lo contrario de Mdina: si esta es pequeña y silenciosa, está poco poblada y mayormente se encuentra habitada por la antigua nobleza maltesa, Rabat es un pueblo bullicioso y populoso, donde la vida es la típica de las clases populares maltesas. Aquí visitaremos unas interesantes catacumbas, así como sorprendentes refugios de la IIGM.

Dedicaremos una jornada íntegramente a conocer La Valletta. Carlos V legó Malta a la Soberana Orden Militar de San Juan de Jerusalén con el objetivo de frenar el avance turco por el Mediterráneo. Construida por la Orden de San Juan, la primera piedra de la capital de Malta se colocó en el año 1566, tras el “Gran asalto turco”, buscando cerrar el paso al Grand Harbour en un posible nuevo ataque turco. Tras aquella, muchas la siguieron hasta conformar la cuidad más moderna de Europa en el siglo XVI. Los caballeros de la orden llevaron a Malta a una nueva Edad de Oro, embelleciendo iglesias, palacios y albergues con obras de la talla de Caravaggio o Mattia Preti. Visitaremos el Museo Arqueológico de Malta, y la impresionante con-catedral de San Juan.

Tras la sobria fachada de la con-catedral de San Juan se encuentra una de las iglesias más impresionantes que los viajeros pueden encontrar a lo largo y ancho del mundo. Inaugurada en 1572, poco después del gran asalto turco, la primera intención es construir una iglesia conventual para la nueva ciudad de la orden, de uso exclusivo para sus caballeros, y debido a la situacion del momento (se temía un nuevo ataque turco en cualquier momento) se contruyó un edificio acorde con la época: sobrio, militar y resistente. Pero con el paso del tiempo y el cambio de situación, también el edificio cambió: con la llegada del barroco el edifico se decoró hasta el punto de que hoy día es considerado uno de los edificios más sobrecargados de este estilo. Y la situación continuó hasta la expulsión de la orden por las tropas napoleónicas, pudiendo encontrarse así prácticamente todos los estilos de arte clásicos. Un derroche de colorido que va desde el suelo (al que se ha llegado a describir como “el suelo más hermoso del mundo”) plagado de trabajadas tumbas de mármol, hasta el techo decorado por Mattia Pretti, pasando por todas y cada una de las capillas de las distintas lenguas de la orden. Y como culmen de este edificio único veremos dos Caravaggio“San Jerónimo escribiendo” y la obra maestra de il Calabrese, “La decapitación de San Juan”.

También de la mano de la Orden de San Juan llega el barroco a la ciudad, la cual se moderniza en el nuevo estilo perdiendo su anterior aire de fortaleza bélica. Los edificios se elevan en una planta y se superpusieron fachadas barrocas que aun hoy nos observan desde los grandes portalones de los albergues y propiedades de los caballeros. A principios del siglo XXI, la ciudad conserva todo su encanto. Es capaz de penetrar en el espíritu de los viajeros más experimentados, dejando una huella difícil de olvidar.

A lo largo de otra jornada recorreremos la isla de Gozo, donde podremos visitar la bella ciudad de Victoria, fundada durante la Baja Edad Media, sobre una colina en la que se han documentado asentamientos desde el periodo neolítico. Durante largos años, la Ciudadela sirvió de refugio y protección frente a las constantes incursiones y asaltos de los corsarios sarracenos. También visitaremos el que está considerado como el templo prehistórico más espectacular de Malta, el templo de Ggantija, y los salinas de época romana de Marsalform.

 

 

Precio

Precios por persona desde Madrid:

1126 euros

Suplemento habitación individual: 165 euros
Consulta con nosotros la posibilidad de volar desde otros aeropuertos.

Incluye

  • Vuelo Madrid-Malta en clase turista con Ryanair.
  • Alojamiento en régimen de media pensión (desayuno y cena) en hotel Dolmen 4*.
  • Traslados en autobús privado.
  • Guía arqueólogo acompañante de Pausanias y guía en Malta.
  • Introducción histórico-arqueológica sobre la prehistoria maltesa.
  • 3 comidas (Birgu, Mdina y La Valletta).
  • Entradas a los monumentos y museos mencionados en el programa.
  • Seguro de viaje Intermundial Multiasistencia Plus con anulación.
  • Ferry a la isla de Gozo
  • Dossier de viaje.
  • Impuestos turísticos de pernoctación.

 

  • 01
  • 02
  • 03
  • 04
  • 05
  • 06

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar el análisis de la navegación de los usuarios y mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso.